Now Playing Tracks

"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Y no, no fue de amor.
(El amor en los tiempos del cólera, 1985)

Tengo una amiga (Castaña) que está -casi- destrozada, tiene todos sus libros, los ha leído, los está leyendo, está basando una investigación de la universidad en él… se va a consumir todo el día. Yo por el contrario no lo conozco del todo, no más que 2 libros… Ay de los que era su autor favorito… qué alucinante como todo el mundo se conmociona, así debe ser, las letras lloran hoy Gabo.
Ay Gabito…

Hace dos días descubrí la cámara frontal de mi -nuevo- celular. Debo admitir, con pena, que sin saber me he sumado a tal forma de narcisismo resumido en la palabra selfie. Envié esta foto a una amiga e intenté que me dijera lo que expresa mi mirada. En realidad yo solo quería capturar mi cabello para contar lo largo que está, no tenía una expresión, supongo que no estaba feliz ni triste, y este fue el -no intencional- resultado. ¿Qué expresa la mirada?, ¿qué expresa la mía?, ¿tristeza?. A veces veo tantos autorretratos en las redes sociales donde hay unas sonrisas que desbordan felicidad, y me pregunto, ¿realmente esa felicidad existe? ¿por qué sonreír para una foto?, ¿por qué maquillar un estado de ánimo? ¿por qué la tristeza es asumida como mala? ¿es mala?, ¿todas nuestra fotos deben indicar felicidad? ¿qué hay de malo en la tristeza?. Son muchas preguntas las que formulo, quizás lo mejor sea lo inexpresivo, ni triste ni feliz, así como lo cotidiano, como la vida. Porque si las fotos resumen la vida, y la vida es agridulce, qué gran mentira estamos presenciando. 
Yo no quiero mentirles.
Zoom Info
Camera
Motorola XT925
Aperture
f/2.4
Exposure
1/15th
Focal Length
2mm

Hace dos días descubrí la cámara frontal de mi -nuevo- celular. Debo admitir, con pena, que sin saber me he sumado a tal forma de narcisismo resumido en la palabra selfie. Envié esta foto a una amiga e intenté que me dijera lo que expresa mi mirada. En realidad yo solo quería capturar mi cabello para contar lo largo que está, no tenía una expresión, supongo que no estaba feliz ni triste, y este fue el -no intencional- resultado. ¿Qué expresa la mirada?, ¿qué expresa la mía?, ¿tristeza?. A veces veo tantos autorretratos en las redes sociales donde hay unas sonrisas que desbordan felicidad, y me pregunto, ¿realmente esa felicidad existe? ¿por qué sonreír para una foto?, ¿por qué maquillar un estado de ánimo? ¿por qué la tristeza es asumida como mala? ¿es mala?, ¿todas nuestra fotos deben indicar felicidad? ¿qué hay de malo en la tristeza?. Son muchas preguntas las que formulo, quizás lo mejor sea lo inexpresivo, ni triste ni feliz, así como lo cotidiano, como la vida. Porque si las fotos resumen la vida, y la vida es agridulce, qué gran mentira estamos presenciando. 

Yo no quiero mentirles.

Todos te queremos, Quino

"… porque no me queda otra, te tengo que querer, y te quiero."

Entre amigos, de Fernando Sendra a Quino.

"Querido Quino:

Me resulta muy difícil expresar mis sentimientos en privado e inevitablemente tiendo a minimizarlos cuando estoy frente a quien debo manifestarle mis efectos. Por eso, aquí, solo frente a mi máquina, sin ver reflejada mi propia imagen en tu mirada, puedo contarte que tengo ese honor masculino a decirte que te quiero, porque te quiero. Intenté escribir “te estimo”, era más de macho, pero distante. “Te aprecio”, me apareció una artera puñalada en la espalda. “Gusto de vos”, demasiado insinuante y provocativo. “Te amo”, decididamente fuera de lugar, y además soy casado. “Te adoro”, una exageración mística. “Te valoro”, una bosta. Por eso, porque no me queda otra, te tengo que querer, y te quiero.
Pero hay algo más. De vos aprendí mucho.
Te lo debo.
Espero sabértelo pagar.
Un beso.

Fernando, el Sendra.”

Cuando leí tal expresión de amistad se me estremeció el corazón, encontré muchas razones. Aclaro que digo eso del corazón estremecido sin saber si es posible o no, aunque creo que todo se da en el cerebrito.
"Por eso, porque no me queda otra, te tengo que querer, y te quiero."
"Por eso, porque no me queda otra, te tengo que querer, y te quiero."
"Por eso, porque no me queda otra, te tengo que querer, y te quiero."

y te quiero.
Sí, se me quedó en la cabeza, y para que tal línea -poética- salga de mi cabeza primero tiene que caer por mi cabello, y les aseguro, poca distancia no es.
¿Cómo será la amistad a los ochenta años? ¡¿Cómo, siquiera, llegar a los ochenta?! Quino y Fernando viven mis respuestas. Qué bella composición, una así para mí me deshidrataría hermosamente, lloraría de alegría, desbordada de amor, ¿quién no?.

En el último Creamfields (Lima), en uno de los stages a casi media noche tocaba Christian Berger (productor local), él hacía sus efectos y eso que hacen los djs y productores… Todo ok. En primera fila habían unos patas que gritaban “putamare, yaaaa, ahí es, rómpela -Berger la “rompía” y ellos- putamaaaadre, buena Calamaro!! aaah♥ Calamarooooo♥ flaca lalala”, o sea, más electrónica no podían pedir y tarareaban Flaca de Andrés Calamaro, no entendía. Hasta que la capté, al toque, Beirger y Calamaro tienen el mismo estilo de cabello, claro, ellos seguían gritando con los ojitos cerrados al parecer ebrios, fue gracioso, graciosísimo, me reí no más, estaban locazos. No sé a qué viene todo esto pero recordé.

Imagen: ¡mamma mia pizzeria!
-esta es la parte donde va el link de algún track de Beiger o algo así, pero por ahora no lo estoy escuchando-
www.youtube.com/watch?v=5kqdkNp-uW0
Get in the october cart pig, nadie lo ha notado.
Qué letrita.

Deadmau5 - Intelstat

En los último meses, he tenido el temor absurdo de ir sola a mi universidad, obviamente pienso terminar con eso cuando inicien las clases, y, entonces, tenía miedo y no devolví a tiempo un libro de Kundera al Banco de Libro de mi universidad. Tengo la tonta idea de que cuando termine de leer todos los libros publicados de Kundera tendré la “autoridad” de decir que es uno de mis autores favoritos, lo conoceré más, y bueno, tuve el libro conmigo hasta que se hizo un impedimento para matricularme, obvio, tenía que devolver el libro. Fui a mi universidad, me dirigí al Banco de Libro y lo entregué, estaba preocupada, nerviosa conté todo el dinero que tenía y no tenía más que un billete de cien y unos cuantos soles, según mis cálculos la cantidad de mora no era nada bonita. Qué irresponsabilidad, lo sé. Entregué el libro, la señora funcionaria checkeó en el sistema e hizo una expresión de “Oh no, good, this is not okay”, revisó el libro y no recuerdo bien qué dijo, “blah blah blah Milan Kundera, ¿no? blah blah blah” y y y y “Puedes dejarlo, no te preocupes, estás perdonada, solo déjalo y regresa cuando quieras :)” fue… Demonios!!! ¿Qué? La amé. Me hizo el día. Me fui sonriendo como tontita por todo tontódromo hasta donde estaba estacionado the car. Sonriendo como tontita por tontódromo, ahora sí tenía sentido. Estuve pensando en qué había pasado, la hipótesis más bonita que formulé fue que a la señora le gusta Kundera y se apiadó de mí, algo así como “eres de las mías”, poco creíble pero me la creí porque es chevere creer cosas así. Luego pensé debo publicar esto en Facebook, casi todos publican lo bien que están ¿no?, pero lo olvidé, así que dejo esto aquí, mejor tarde que nunca, dicen.

Recuerdo que en lugar de estudiar para exámenes o hacer tarea, escuchaba a deadmau5 en las noches y madrugadas, muchas noches y madrugadas en realidad. Mucho antes de terminar la secundaria, no sabía qué mierda era Facebook ni Tumblr ni nada. Música oscuridad y mis -jodidos- pensamientos, eso era todo en mi cuarto, nada de computadoras. Intelstat me gustaba un montón, hasta ahora. Qué bueno que ahora ya encuentres todos los tracks en Youtube. Ay, deadmau5 ♥ 

Las últimas horas de cada miércoles el señor Marco Aurelio Denegri siempre inunda mi cabecita, o por lo menos eso intento. Es un hábito involuntario muy mío recordar fragmentos de los sucesos e ideas que me acompañan día a día, algunas mueren y algunas me persiguen, es en serio. Hace muchos miércoles, por ejemplo, recuerdo haber oído a Denegri referirse a las extensas conversaciones entre Goethe (escritor y científico) y Eckermann (escritor).
Goethe, en la intimidad de una de las pláticas, declaró a su amigo Eckermann que en toda su vida solo había sido feliz cuatro semanas, sí, un hombre de la talla de Goehthe de ochenta años declaró que en su vida solo había sido feliz un mes, ¡un mes!, quedé sorprendida. Goethe declaró que había sido feliz solo un mes pero un etimologista le hubiera dicho que no, que no Goethe, ¡estás mal!, porque considerando el significado estrictamente etimológico así como la consideraban los latinos, Goethe no hubiera sido feliz solo un mes sino todo su existencia, porque “feliz” (felix en Latín) significa fecundo, creativo, productivo, nada relacionado con el significado adoptado en las últimas décadas. Denegri detalló, además, que los latinos para nombrar a un árbol frutal decían “felix arbol” (árbol feliz); el árbol que no daba fruto, el hombre que no producía, que era nulo, era infeliz. La idea de felicidad así como ahora la conocemos -que sería estar gozando de la vida en un playa del Caribe- los latinos la hubieran desconocidos en totalidad, ellos jamás pensaron en que eso fuera la felicidad.
Lo que oí esa noche me pareció super interesantísimo. Esa noche dediqué mi insomnio a lo que había oído, y pensé y pensé y pensé. Pensé desde ir a tomar fotitos a momentos de supuesta felicidad y llamar al álbum “Felicidad populachera” hasta mi respuesta siempre que me pregunten si soy feliz (-¿Eres feliz? - Totalmente). 
Una manera de hacernos feliz sería asumir el significado latín de felicidad, todos seríamos felices, o por lo menos los de habla hispana, no sé, es lo que pensé esa noche, divagaciones quizás, así pienso y pienso y pienso, me hace falta un interlocutor.

Fotito: Cielo galaxioso. La regalé y no me dijeron gracias, ¿no es digna de un gracias?, definitivamente es digna de un post como este, mi cerebro se siente explayado, qué liberación.

Thumpers - Unkinder (A Tougher Love) | Sofar London (#363)

Hoy miércoles veintiséis es el primer Sofar Sounds Lima.

Muchos desconocen que Sofar Sounds es una comunidad que tiene cómo objetivo integrar a amantes de la música emergente en conciertos íntimos, secretos, en lugares tan cotidianos como una sala de estar. Comenzó en Londres en el dos mil nueve, hoy es un movimiento global en expansión, ocurriendo en Nueva York, París, Berlín, Sydney, en cuanto a las ciudades hispanas, México y Buenos Aires ya se sumaron, mañana ocurrirá por primera vez en Lima. Será una hermosa noche. Estoy en lista y publico esto en Facebook porque el júbilo de saber que estaré ahí presenciando la música y no desde Youtube me hace sentir dichosa, y qué más dá si esto que escribo es resumido en la palabra presumir. Iré a dormir con un “Into your heart , heart heart heart heart heart heart” así como dice la canción. Mi cabello ya secó y mi cama me espera. Ciao tutti!

To Tumblr, Love Pixel Union